martes, 16 de julio de 2013

¡Escribiendo!

A pesar del calor asfixiante que estamos viviendo en España he decidido tomar el toro por los cuernos y ponerme mano a la obra o mano al teclado, que para el caso es lo mismo. Sí, he empezado una nueva novela. Y sí, de nuevo está ambientada en Francia. Es lógico, ya que la casa donde transcurre la mayor parte de la acción es la misma que vimos en "Las dos vidas de Michel". Los personajes no, por supuesto. La casa es un mero hilo conductor para una historia muy distinta, y es que he dejado la fantasía a un lado y me he decantado por una historia de corte realista, quizás un poco erótica, uuuuf, bueno, esto ya lo iremos viendo. De momento, me dejo llevar... ¡Cualquier cosa puede suceder en una bonita casa de campo aislada entre un hombre y una mujer!

No hay comentarios:

Publicar un comentario