sábado, 27 de julio de 2013

Hiveword, esquema de novelas online gratis

Curioseando por la web he encontrado esta aplicación online o web, llamada Hiveword, que puede ayudar a las personas que estén diseñando el esquema de su novela y no estén convencidas de comprar o bajar un software a su PC.
 
 
 
Se trata de una web donde, gratuitamente, podemos registrarnos y tener acceso a un escritorio con opciones para añadir personajes, localizaciones, escenas, etc. A diferencia de otros sistemas similares que ya conocía, en este se pueden visualizar las escenas en uno de los apartados como fichas y moverlas con el ratón para cambiarlas de lugar. Los programas profesionales como Scrivener y otros también tienen las fichas, mucho más avanzadas, por supuesto, pero en una aplicación online no lo había visto.
 
La única pega, si es que eso lo es, es que está todo en inglés, pero más o menos se entiende. Creo que puede ser una herramienta útil en las primeras fases de la creación, sobre todo si no quieres instalar pesados programas en el disco duro y poder acceder a la información desde cualquier terminal.
 
Otro día os hablo de una web similar, que además permite añadir texto y generar directamente la obra. Espero que a alguien le sea de utilidad.

lunes, 22 de julio de 2013

Presentación on line de Las dos Vidas de Michel

Esta presentación online estaba destinada para ser publicada en Autoras en la Sombra, pero como la web se cierra, no ha podido ser. Sirva pues como homenaje también a estas chicas y a su trabajo de años.
 
Las dos vidas de Michel
Diana Lyra Gael
ISBN: 9788468734217
Género: paranormal, fantático
Editorial: Harlequín HQÑ


 



 



 






Hola, antes de tratar de convenceros de que leáis mi libro, he de agradecer muy sinceramente a las personas que llevan Autoras en la Sombra tanto por su trabajo de difusión de la novela romántica y su acogida siempre calurosa a los autores, tanto nuevos como consagrados, publicados como autoeditados. Sé que supone un enorme esfuerzo sacar adelante una web de estas características, cargada de información, críticas y lugares de debate. E igualmente, ya solo porque se toman la molestia de leer esta entrada, quisiera saludar y mandar un gran abrazo a las visitantes asiduas de la web y del foro. Me encantaría que me dijeran que he aportado un poco de evasión y felicidad, algo muy necesario en estos tiempos que corren, a personas tan entusiastas de la lectura. Con eso ya estaría plenamente satisfecha. Lo que quiere todo autor o autora es que lo lean.
 
Pero… Vayamos por partes…

¿De qué trata Las dos Vidas de Michel?

Podría enrollarme bastante sobre este punto pero me remitiré a la sinopsis oficial:

"Cécile Jourdan y su marido Luc, cuyo matrimonio no está en su mejor momento, se trasladan a un château cercano al bosque de Fontainebleau que acaban de recibir en herencia al morir la abuela de Cécile. El primer día en el château ella conoce a un atractivo y misterioso hombre, el señor D’Albis, que le cuenta que era amigo de su difunta abuela y que juntos llevaban a cabo la búsqueda de un objeto mágico. Cécile tiene un don. Puede ver fantasmas y no tarda en percibir la relación entre esa búsqueda y la leyenda que envuelve a la casa en torno a un enigmático fantasma del siglo XIX.
Cécile decide ayudar a D’Albis a desentrañar los misterios de la mansión, pero no podrá evitar una peligrosa atracción hacia ese desconocido de oscuro pasado, que pondrá en riesgo su monótona y acomodada vida."


Como veis, se trata de una historia paranormal, con toques fantásticos y un poco de misterio. Y pese a las apariencias y a los hechos dramáticos no falta tampoco el humor.

La acción transcurre en Francia, en los alrededores de París, en concreto. La mayor parte del libro vemos a nuestros personajes en Melun, cerca de Fontainebleau, un lugar famoso por la existencia de un palacio histórico y un bosque. Una importante escena, por cierto, tiene lugar en los jardines de este palacio, pero no adelantemos acontecimientos. También hay varias escenas en la capital, París, en un lugar emblemático como la torre Eiffel. Si habéis subido a su cúspide entenderéis cuán romántico es en sí este enclave, con todo París a vuestros pies. Así que no pude evitar escribir un pasaje tal que así:


"—Qué bonitas vistas —dijo entonces Michel, cuando ella ya trataba de atisbar el plano de la ciudad a través de la malla metálica que disuadía a los suicidas de utilizar la la torre como destino favorito de una muerte romántica—. El Sagrado Corazón, allá en Montmartre…

Cécile escuchó como repetía los nombres de los barrios e hitos parisinos, según rodeaban la cabina donde estaban las figuritas de Eiffel y Edison. Sus palabras cambiaban la fisonomía del paisaje. Creía ver esas mismas casas, manzanas y distritos en color sepia, recorridas sus calles adoquinadas por carruajes y damas con polisones y sombreros, por caballeros elegantes y soldados de hermosos uniformes a caballo. Sintió un irrefrenable deseo de abrazar a D’Albis y besarlo con ese maravilloso mundo antiguo y lejano de fondo, pero él no existía en este plano.
 
 
La libertad. Michel repetía para sus adentros la palabra que siempre había amado más. El conocimiento, el placer, la vida… Todas las demás palabras surgían encadenadas a aquella. La belleza, las mujeres, un seno cálido donde reposar el pecho… La vida eterna para gozar de todo eso, en libertad siempre, como un romántico que vende su alma al diablo y luego se arrepiente y lo burla.

Varios barcos de turistas recorrían el Sena, apenas una cinta plateada desde las alturas. Pasaban bajo los puentes como deslizándose en el tiempo, sin prisas, llenos de personas vivas que se habían olvidado de su propia mortalidad. La contemplación del puente de Alejandro III los suspendía en un instante eterno fuera del cual no existía el temor, aún visto bajo la niebla que nimbaba sus ojos mentales. ¿Por qué no había sido él así en sus tiempos? De todo lo que veía solo una cosa le producía el efecto admirativo que intuía en otros. Cécile también parecía admirada por la inmensidad de la ciudad desplegada a sus pies como un conjunto de piezas ensambladas solo para su gozo. Cécile era la mejor obra de arte que tenía ante sí. Ciertamente, estaba casada; aunque, pensándolo mejor, no muy bien casada. Merecía algo mejor… incluso mejor que él mismo. La libertad. Ese deseo indómito de buscar algo nuevo sin trabas acabaría distanciándolos en caso de que alguna vez pudieran rozarse siquiera. "

Sí, Michel es un fantasma con las "horas contadas". Y necesita el auxilio de una humana para salvarse de una segunda muerte. En otro tiempo fue un chico malo. Su "primera vida" no fue precisamente edificante. Para relatarla, me he servido de un flashback que nos hace viajar a finales del siglo XIX y conocer sus últimas horas y su fatal amor hacia Yvette, prometida de su mejor amigo. Vais a sufrir, porque realmente era MUY MALO.

En su segunda vida, privado de cuerpo y por lo tanto imposibilitado para gozar de esos placeres carnales que tanto le divertían, aprende a valorar aquello que antaño ignoraba. Ni qué decir tiene que contemplar cómo se divierten los vivos, en especial, Cécile, la dueña de la casa donde habita, no es plato de gusto, y mucho menos cuando empieza a sentir por ella una atracción impropia de un ser descarnado… Pobre Michel. Tener que verla en brazos de Luc, su marido, un hombre muy guapo pero que la desatiende… Ya quisiera él poder ocuparse de esa dama…
Para colmo, una parapsicóloga un poco friki está obsesionada con atraparlo. No, nada será fácil para esta inusual pareja de Cécile y Michel.

El libro es ideal para la lectura digital veraniega, ya que es ágil y fácil de leer. En él encontraréis amor, pero también una investigación en busca de un peculiar "tesoro", cementerios, un duelo a pistola, amenazas sobrenaturales, algunas risas y el entrañable afecto de la pareja de amigos de Cécile, Marie y Fred. Puro entretenimiento y diversión. Pero qué voy a decir yo, que lo he escrito.

Para terminar, solo puedo invitaros a entrar en sus páginas, para encontraros por un instante en una mansión misteriosa y cargada de vibraciones del pasado y que realmente creáis que es posible vivir una aventura más allá de lo concebible con el elegante Michel, caballero de otro tiempo, y la tímida Cécile, mujer moderna ansiosa de escapar de su rutina.



 

Muchas gracias por haberos tomado la molestia de leer esta presentación. Espero haber convencido al menos a un par de vosotros con mi verborrea.


Web de la novela: http://lasdosvidasdemichel.blogspot.com

jueves, 18 de julio de 2013

Ya tengo twitter

Me resistía, esta herramienta me parecía muy difícil e incomprensible, pero por fin he me hecho una cuenta en Twitter. Ahora será cuestión de que me siga alguien, ja, y de aprender a manejar con soltura. Ya he puesto unos cuantos twitts, me falta la parte para usuarios avanzados. Iremos aprendiendo. Para los que quieran añadirme soy @DianaLyraGael . ¡A ver si no me pierdo!

martes, 16 de julio de 2013

Empezar un libro I

Hay gente que dice que le cuesta un mundo corregir y reescribir, otros dicen que a veces se quedan en blanco y no saben por dónde continuar, otros escriben demasiado y no saben cuándo terminar... Pero para mí el momento más terrible de la creación es el inicio de la novela. 



El primer párrafo de Las dos vidas de Michel se cambió y recambió decenas de veces. Primero escribí una descripción desde el aire de París, envuelta en brumas. Luego una larguísima introducción contando la historia de la casa... Nada me convencía. Hasta que decidí ir a lo fácil y a lo sencillo. ¿No trata de una pareja que hereda una vieja casa? Pues pongamos simplemente eso: una pareja llegando a la casa.

Muchas veces nos obcecamos al escribir en seguir al pie de la letra los manuales que indican que "el primer párrafo es el más importante" y nos obsesionamos con lo de "enganchar a toda costa". A veces, esta obsesión nos bloquea de tal manera que es imposible continuar. Puede que no tenga mucha experiencia pero me he dado cuenta de que los problemas literarios que nos encontramos en la escritura se pueden resolver casi siempre echando mano de la sencillez y de la lógica de las acciones. Tal vez no quedemos satisfechos en primera instancia, pero más tarde, cuando nos toque corregir podemos variarlo. Sin embargo, si le damos mil vueltas al principio en busca de ese "inicio ideal" puede que eso nos impida escribir y avanzar, y lo que es peor, que nos desmotivemos. Soy partidaria de escribir lo más posible de un tirón. No sé si os ocurre, pero yo cuando veo muchas páginas en el archivo de word me animo, y ahí sí tomo carrerilla y acelero. Suena a perogrullada pero si un inicio nos frena es mejor escribir cualquier cosa y continuar. Al menos así lograremos tener más material disponible. No nos olvidemos que TODO SE PUEDE CORREGIR después. Detenerse a hacer "virguerías" con el texto es un error.

Por cierto, he aquí algunos trucos que he recopilado en libros sobre el tema para empezar cuando no tenemos una idea clara:

-Empezar con un diálogo
-O con una cita literaria, texto de canción, noticia, etc
-Abrir el diccionario u otro libro y elegir la primera palabra o frase que aparezca para inspirarnos
-Hacer que el lector conozca lo antes posible: quién es el protagonista, dónde transcurre la acción, cuándo sucede todo, un atisbo de la vida normal del personaje, otro atisbo del posible cambio que se ha introducido en su vida.
-Empezar con una fecha
-Empezar "in media res" (en medio de la historia)

E inicios  A EVITAR:

-Suena el despertador y el protagonista se levanta y desayuna, además de contarnos todo lo que hace al salir de la cama, ducha incluida.
-Empezar con una descripción de varias páginas (evitar sobre todo descripciones de paisajes o amaneceres)

Mi truco personal: no dar vueltas, ir a lo sencillo, que es lo que al final siempre suele funcionar. Me da igual que sea impactante o no. Eso sí, trato de ceñirme al consejo de presentar cuanto antes a los personajes y sus circunstancias.

Pues dicho esto, ¡a escribir!

¡Escribiendo!

A pesar del calor asfixiante que estamos viviendo en España he decidido tomar el toro por los cuernos y ponerme mano a la obra o mano al teclado, que para el caso es lo mismo. Sí, he empezado una nueva novela. Y sí, de nuevo está ambientada en Francia. Es lógico, ya que la casa donde transcurre la mayor parte de la acción es la misma que vimos en "Las dos vidas de Michel". Los personajes no, por supuesto. La casa es un mero hilo conductor para una historia muy distinta, y es que he dejado la fantasía a un lado y me he decantado por una historia de corte realista, quizás un poco erótica, uuuuf, bueno, esto ya lo iremos viendo. De momento, me dejo llevar... ¡Cualquier cosa puede suceder en una bonita casa de campo aislada entre un hombre y una mujer!

jueves, 4 de julio de 2013

Crear personajes I

Uf, cuando hablo de la dificultad que tengo para crear nuevos personajes la gente salta ¡pero qué dices, si es muy fácil, no hay ni que pensarlo! Discrepo. Crear un personaje creíble, interesante, con vida, es MUY DIFÍCIL. Y lograr que se mantenga coherente a lo largo de la historia permitiendo a la vez que EVOLUCIONE es aún más complicado. ¿Hasta que punto podemos variar su "esencia" sin traicionarla? 

Yendo por pasos, en primer lugar hay que inventarse el personaje. En internet he encontrado decenas de fichas  más o menos complejas, donde te permiten rellenar las diversas características del mismo, etc, etc.  Ejemplo en inglés. Lo siento, yo soy muy vaga para eso. Así que me elegido un método mucho más rápido y sencillo: "dibujar del natural", que no excluye la confección de una breve ficha. 



Me refiero a que podemos utilizar personas reales para confeccionar nuestros protagonistas y secundarios. Este método tiene muchas ventajas y algún inconveniente. Entre las primeras, pues que te pones una foto delante de la persona y ya puedes describir sus CARACTERÍSTICAS FÍSICAS, que es lo primero que salta a la vista, lo más obvio. Naturalmente, podemos ser flexibles y cambiar lo que proceda, color de pelo, de ojos, altura. Después de todo, estamos CREANDO. Sin embargo, tener un modelo facilita mucho el proceso. Si se trata de una persona que conocemos de nuestra vida cotidiana podemos copiar incluso sus gestos propios, sus muecas... o atribuirle los de otros. Si se trata de un actor, lo mismo, ya que muchos de ellos, aunque interpreten papeles distintos dejan escapar su personalidad, incluso en la forma de moverse, gesticular. Imaginando el libro como una película tendrás buenos resultados.

Una vez tenemos lo EXTERNO, podemos pasar a configurar EL MUNDO INTERIOR del personaje, que le dará riqueza y realismo. Ahí entrarían sus gustos, preferencias, ideas, religión, opiniones sobre diversos aspectos de la vida, si es introvertido, extrovertido, sociable o no. 

Finalmente, añadimos los DATOS ACCESORIOS, que sería algo así como contarnos si es de extracción socio-económica alta o baja, nacionalidad, estudios, patrimonio, enfermedades o defectos de interés...

Cuando más detallado sea el retrato más fuerza tendrá el personaje, pero OJO, estos apuntes son para nosotros, no para los lectores. No hace falta plasmarlo todo en el libro, pero nosotros, como autores, sí debemos conocer todo sobre el personaje para poder animarlo y hacerlo actuar conforme a ser. Poco poco, en charlas con otros personajes, o pequeños esbozos, pueden ir aflorando sus virtudes y defectos, teniendo en cuenta que hay que contar SOLO LO QUE TIENE RELACIÓN CON LA TRAMA.

Recuerdo lo de la trama, porque en esencia una novela es una historia donde unos personajes parten de una situación y terminan en otra distinta. Es decir, a través de diversos episodios que componen la trama, nuestro personaje EVOLUCIONARÁ, sin dejar de ser él mismo. En una novela romántica por ejemplo, podemos encontrar al típico galán que desconfía del amor, no quiere compromisos, es un libertino, etc, pero que  a través de su relación con la heroína cambia de pensamiento y proceder y termina siendo incluso un amoroso y fiel marido y buen padre de familia. Todo esto puede suceder si a lo largo de la historia, el autor justifica adecuadamente este cambio. La palabra clave es la JUSTIFICACIÓN. Es lo que lo hace creíble. Muchas novelas presentan increíbles cambios sin explicar la razón, o enamoramientos hacia personajes cuya descripción, más bien anodina, no los justifica. En  una novela todo puede suceder si está bien JUSTIFICADO. 

Otro día seguimos hablando del apasionante tema de los personajes literarios... Por ejemplo, de las relaciones entre ellos.

lunes, 1 de julio de 2013

Consigue un ejemplar en ebook de Las dos vidas de Michel en El Rincón de la Novela Romántica

Hola, la web de El Rincón de la Novela Romántica organiza un concurso sobre la novela "Las dos vidas de Michel", en el que se podrá optar a un ejemplar electrónico de la obra. Solo hay que visitar la web, leer la presentación de la novela y comentar allí mismo para poder participar. Es muy sencillo. Así que si alguien está interesado ¡ya sabe!